Buscar

jueves, 12 de febrero de 2009

Crecer para la Equidad: Intervención en el Foro México ante la crisis ¿qué hacer para crecer?

Versión estenográfica de la intervención del Lic. Mario Luis Fuentes Alcalá, Director General del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social, AC en la cuarta sesión del Foro “México ante la Crisis: ¿qué hacer para crecer”, convocado por el Congreso de la Unión.
Miércoles 11 de febrero de 2009


Muy buenos días, distinguidos diputados, senadores, señoras y señores, afecto, agradecimiento y reconocimiento como siempre a mi maestro, al doctor Jesús Kumate.

Buenos días a todos, la seguridad social vinculada al trabajo formal fue la propuesta síntesis la visión social del siglo XX, asegurar a los trabajadores y a sus familias para enfrentar los riesgos previsibles, era, fue la aspiración del Estado del Siglo XX. En este siglo XXI tenemos que partir de una nueva cuestión social y relación con el trabajo, como este que aseguraba y que daba cierto aseguramiento.

Hoy el reto es brindar seguridad social a todos los mexicanos, independientemente de estar o no incorporados al trabajo, lo que exige asumir que la seguridad social debe de ser el sentido mayor de la política social. Por ello, mi ponencia a diferencia de las otras, lo que plantea es la construcción de una seguridad social de esas características, que requiere, no tengo duda, realizar las reformas estructurales al actual modo de desarrollo a fin de poder crecer con equidad.

Pensar en reformas estructuradas al nuevo desarrollo exige reconocer que la crisis económica y financiera global nos ha colocado en una situación límite, sin embargo para responder a la pregunta que da título a este foro, debe reconocer que antes de la crisis … en el mes de septiembre del año pasado, ya enfrentaba serios y graves problemas económicos y sociales, bajo el signo de bajo crecimiento, pobreza, desigualdad, exclusión y discriminación.

Reconocer que esta circunstancia límite debe de llevarnos entonces a preguntarnos qué era lo que no estaba funcionando bien, en donde se encuentran las piezas estructurales de nuestro modelo de desarrollo y cómo y qué podemos hacer para solucionar los problemas que tenemos enfrente.

El momento de crisis que vivimos no es entonces causa de nuestros problemas, es uno de sus corolarios, por lo que responder a estas medidas sólo con medidas para apalear sus efectos resultaría limitado y nos impediría avanzar hacia la construcción de un solo estado social de derecho.

Hemos estado atrapados en la lógica de un modelo que excluye, que margina, que empobrece y que nos ha dividido y marcado como un país profundamente desigual. Frente a esta realidad es preciso abordar los diferentes puntos que pueden servir como punto de partida para una realización mayor sobre cómo reformar al estado para universalizar la seguridad social. Es decir, el dilema de este panel y de este grupo de paneles, o pensamos cómo mejoramos la seguridad social de los que tienen hoy el trabajo formal o pensamos cómo brindar seguridad social a los millones que viven una profunda inseguridad social.

Yo quiero referirme no a los que tienen ya cierto grado de seguridad social, sino al resto, a la mayoría, los que viven una profunda inseguridad social bajo las diez grandes líneas de reflexión.

1.- Somos una economía que en los últimos 15 años ha tenido un crecimiento limitado e insuficiente, y cuando hemos logrado crecer, la concentración del ingreso se ha agudizado, hay estudios que muestran que el ingreso de los más ricos es 14 mil veces superior a los ingresos del promedio nacional, hoy requerimos crecer con equidad, hoy requerimos crecer no con equidad, sino para garantizar la equidad, cambio sutil de lenguaje, pero de profundas consecuencias en lo político y en lo económico, crecer para la equidad requiere la reconstrucción y fortalecimiento de los mecanismos de redistribución del ingreso, pues esta tarea fundamental del estado abandonó y se asumió que el mercado era el instrumento ideal para hacerlo. La evidencia nos muestra que no es así, hoy estamos ante la responsabilidad de garantizar que la riqueza socialmente generada se distribuya con criterios de equidad e inclusión social.

La propuesta es universalizar la seguridad social debe ser la base para replantear el esquema completo de recaudación y gasto de gobierno, crecer con la equidad obliga a considerar que la categoría que debe ponerse al centro de la discusión de las políticas públicas es la del trabajo digno, un trabajo que permita la dignificación de la vida y que les permita a las personas acceder a mayores espacios de libertad y realización de sus proyectos personales sobre cómo vivir en el mundo.

(Dé clic sobre la imagen para ver la versión íntegra de la intervención de Mario Luis Fuentes)